Mamá

¿Cómo recuperarse de un parto normal?

Recuperación Postparto: Guía Práctica

Se habla mucho de los cuidados durante el embarazo y de cómo prepararse para el parto. Sin embargo, lo que sucede después, a menudo, queda en sombras. Tu cuerpo, después de dar a luz de manera natural, necesitará un tiempo para recuperarse, al igual que necesitó meses para prepararse para el nacimiento.

Aquí te ofrecemos algunos consejos prácticos para que inicies tu proceso de recuperación postparto con buen pie. Toma nota y empieza a cuidarte desde hoy.

¿Cuánto tiempo se necesita para recuperarse de un parto normal?

Comparado con una cesárea, el tiempo de recuperación de un parto normal suele ser menor. Sin embargo, es crucial no solo enfocarse en la recuperación física, sino también en la emocional, especialmente si eres una madre primeriza explorando el nuevo y desafiante mundo de la maternidad.

La duración de la recuperación varía significativamente de una mujer a otra y depende del tipo de actividades que desees retomar. Para algunas, este período puede ser de unas semanas, mientras que otras pueden tardar hasta un año en sentirse como antes del embarazo.

hija-con-su-mama

¿Qué cambios experimentarás después del parto?

Después del parto, es común enfrentarse a varios cambios físicos. Podrás experimentar sensibilidad en los pechos y un flujo vaginal más abundante de lo usual. Además, es probable que no recuperes de inmediato el peso que tenías antes del embarazo. Estos son algunos de los cambios físicos más comunes. A nivel emocional, es posible que sientas cansancio, tristeza o irritabilidad.

 

¿Estás al tanto de la tristeza postparto que enfrentan muchas madres?

Esta condición se asocia a los cambios físicos y hormonales, así como al ajuste emocional que implica adaptarse al nuevo rol de madre y atender las demandas del bebé. Además, la depresión postparto impacta a una cantidad significativa de mujeres, afectando entre el 10 y el 15% de ellas. Por ello, es crucial prestar atención al cuidado personal.

bebe-de-niño

Recuperación tras un parto natural: consejos prácticos

  • Es un consejo común, pero muy valioso: cuando tu bebé duerma, intenta tomar una siesta o simplemente descansar. Las noches en vela realmente pueden afectarte.
    Es beneficioso hacer ejercicio moderado como caminar, yoga, ciclismo o natación. Esto no solo te ayudará a perder peso y fortalecer los músculos, sino también a mejorar tu bienestar mental. Si no puedes dejar a tu bebé, una simple caminata juntos puede ser muy beneficiosa.
  • Reducir las expectativas sobre la limpieza y el orden en casa también es crucial durante la recuperación de un parto normal. Esto no significa abandonar la limpieza, sino ser menos exigente contigo misma; siempre habrá tiempo para perfeccionar estos aspectos más adelante.
  • Dedica un momento del día exclusivamente para ti, como tomar un baño relajante, disfrutar de una taza de té caliente, leer un libro, escuchar música o ver una serie. Cuidarte es esencial para poder cuidar bien a tu bebé.
  • Después de acostar al bebé, toma al menos 15 minutos para estar a solas con tu pareja y charlar. Este tiempo es precioso para mantener y fortalecer tu relación.
  • No dudes en pedir ayuda cuando la necesites. No se espera que seas una “súper mamá”. Familiares y amigos a menudo están dispuestos a apoyarte. Los consejos de otras madres pueden ser útiles, pero si sientes que ciertas visitas te estresan, es prudente limitarlas.
  • Amamantar puede facilitar la recuperación de tu figura postparto y también fortalece el vínculo emocional con tu bebé, además de mejorar tu autoestima. Sin embargo, asegúrate de seguir una dieta balanceada, evitando alcohol, cafeína y alimentos muy condimentados o grasos.

Con estos consejos, ahora sabes cómo manejar la recuperación física y emocional después de un parto natural.

Si has optado por una cesárea, también hay consejos específicos para esa situación que puedes consultar.